Así serán los centros de datos del futuro



T

radicionalmente el centro de datos ha evolucionado como respuesta a la innovación tecnológica, la cual normalmente se debe a los servidores, y el ritmo y dirección han sido de cierta manera predecibles. Algunas tendencias innovadoras, como la computación en la nube, la sostenibilidad, la seguridad cibernética y la Internet de las Cosas, están impulsando cambios profundos de TI en todas las industrias y crean oportunidades y desafíos en el proceso. Como resultado de ello, están surgiendo nuevos modelos que cambiarán el entorno del centro de datos: mejorarán la productividad, reducirán costos y aumentarán la agilidad. Los cuatro modelos emergentes de los centros de datos del futuro son los siguientes:
El fuerte de guerra para los datos: Los ataques cibernéticos han afectado a algunas de las empresas más importantes del mundo a medida que nuestro mundo, cada vez más conectado, crea cada vez más oportunidades para los hackers. Las organizaciones están comenzando a utilizar un enfoque en el cual la seguridad es una prioridad del diseño del centro de datos. Esto se logra mediante centros de datos con desempeño optimizado fuera de red para la información muy confidencial; en algunos casos con equipo de gerenciamiento térmico y de potencia independiente y dedicado.
La nube de muchas gotas: A pesar de las mejoras guiadas por la virtualización, son demasiados los servidores que siguen siendo infrautilizados: algunos estudios indican que los servidores utilizan solo el 5-15 por ciento de su capacidad informática y que el 30 por ciento de todos los servidores están "en coma". Vislumbramos un futuro en el que las organizaciones exploran los modelos de servicios compartidos, venden parte de esa capacidad en exceso y se convierten, en efecto, en parte de la nube.
Computación en la niebla (Fog Computing): Las arquitecturas distribuidas se están volviendo habituales a medida que la informática en el extremo de la red se vuelve más crítica. La computación en la niebla, presentada por Cisco, conecta varias redes pequeñas como una gran red con servicios de aplicación distribuidos a través de dispositivos inteligentes y sistemas de informática en el extremo para mejorar la eficiencia y centrar el procesamiento de los datos más cerca de los dispositivos y de las redes. Es una respuesta lógica a la enorme cantidad de datos que genera el Internet de las Cosas.
El centro de datos con responsabilidad social corporativa: La eficiencia energética sigue siendo importante para una industria con, al parecer, necesidades de consumo ilimitadas. No obstante, existen otras motivaciones, en particular una mayor preocupación por reducir la huella de carbono en algunas organizaciones, que están impulsando un enfoque hacia la sostenibilidad y la responsabilidad corporativa. La industria responde con un mayor uso de energías alternativas en un esfuerzo por avanzar hacia la neutralidad de carbono.