Crece el cibercrimen a través de los dispositivos móviles



CMuchos usuarios móviles, incluso aquellos experimentados, están siendo víctima de phishing. Esto sucede cuando un website luce igual que el portal original pero en realidad lo clonan. Otro ejemplo, no tan difundido pero que puede convertirse en tendencia, es el de los keylogger, software que almacena las teclas que se presionan al escribir y las envía a un sitio remoto.
Según The Competitive Intelligence Unit (CIU), solo tres de cada 10 smartphones tienen un antivirus instalado, a pesar de que 56 por ciento de los usuarios muestra una alta valoración por la protección de sus datos personales.
De acuerdo con un sondeo de Ipsos, patrocinado por PayPal, los usuariosa descargan cada día más apps móviles e incluso está creciendo la tendencia de realizar comprar a través de estos dispositivos (m-commerce). Por este motivo, cibercriminales encuentran en los smartphones una puerta de entrada para atacar. Al respecto, si bien abundan los delitos en dispositivos con sistema operativo Android, está en alza el ataque hacia aquellos que utilizan iOS, de Apple.

Aunque parece un fenómeno nuevo, los virus para telefonía móvil han existido desde 2004, cuando una empresa diseñó el primero para evitar la piratería de un juego desarrollado por ellos, y que enviaba mensajes de texto (SMS) sin la autorización del usuario para notificar a la empresa si éste no contaba con una licencia.

Clonar páginas de internet no es el único método del cibercrimen para engañar a sus víctimas. Los correos falsos, a nombre de una institución bancaria, por ejemplo, fueron de los primeros trucos para robar en la era digital.
En todos los casos, los ataques se dividen en tres vertientes: robo de información, por diversión —que busca evidenciar las fallas de los sistemas operativos del fabricante del dispositivo— y para inhabilitar o generar algún comportamiento inesperado en los dispositivos de los afectados.
Si bien el valor de las pérdidas económicas por medio de smartphones y tablets no está cuantificado oficialmente, ya que, de acuerdo con los especialistas, es muy complicado dar una cantidad, debido a que cada afectación depende del usuario, está claro que puede generar pérdidas millonarias para cualquier organización ya sea por el dinero perdido o por la información confidencial que se filtra.  Por este motivo, lo primordial es estar informado con respecto a las últimas técnicas de ataque y a los diferentes métodos para evitar estos episodios. Afortunadamente, existen soluciones informáticas que son muy efectivas contra el cibercrimen, y en Green Towersabemos cómo implementarlas.