El cibercrimen se está convirtiendo en una industria



A pesar de que el sector de la seguridad viene evangelizando desde  hace años para que las organizaciones inviertan en soluciones de seguridad y en implementar políticas estrictas, lo cierto es que las compañías aún ven estos desembolsos de dinero como un gasto, y son muchas las que tienen grandes falencias al momento de definir las políticas y prácticas que deben cumplir los empleados.
Sin embargo, en Green Tower, como consultores y expertos en seguridad, insistimos:  es inevitable tomar cartas en el asunto, no solo con respecto a las actitudes voluntarias e involuntarias que muchas veces ponen en jaque la seguridad de una compañía, sino también con respecto a los agentes externos, los cuales son cada día más potentes y sofisticados. 
Al respecto, vale aclarar que la industria de la tecnología también avanza incesantemente, lanzando servicios y productos resistentes y confiables, que al mismo tiempo son sencillos de configurar para que detecten posibles ataques para prevenirlos y, en caso de que algo malo suceda, actúen rápidamente para que la organización se  recupere en tiempo record.
Aquí es donde, de la mano de socios World-class, Green Tower es líder. En este sentido, y por nuestra experiencia trabajando para firmas de gran porte y sector público, sabemos que las estrategias de negocio no pueden verse alteradas por problemas de seguridad. Desde nuestra área de servicios profesionales, trabajamos codo a codo para evitar que las organizaciones se vean vulneradas. Fruto de nuestro trabajo, generamos en nuestros clientes un nivel de confianza inquebrantable, que está muy vinculado a la transparencia de nuestros procesos. 
Para los que ejecutivos que ya nos conocen y para aquellos que nos están conociendo, insistimos: En Green Tower estamos comprometidos a ofrecer altísimas capacidades de seguridad que definen la industria.  Y en este punto somos conscientes de que nunca debemos bajar los brazos, ya que los hackers son extremadamente ágiles, rápidos, innovadores e inescrupulosos. Además, se están volviendo tan fuertes y poderosos, que se han convertido en una verdadera industria.
Por este motivo, hay que trabajar duro para que ellos no puedan evadir los sistemas de defensa. La buena noticia es que existen los expertos y las ganas de luchar y vencer a la industria del cibercrimen.