Tres claves para no olvidar jamás



L

a ciberdelincuencia ya mueve más dinero que el narcotráfico en todo el mundo. Por este motivo, es sabido que las amenazas continuarán poniendo a prueba cualquier sistema o modelo de seguridad. 

En este contexto, los métodos de investigación tecnológica de corporaciones como Cisco e Imperva, entre otras, seguirán avanzando para que las organizaciones estén protegidas ante los procesos y técnicas empleados por los hackers. Por eso, del lado del bien estamos nosotros y nuestro ecosistema, trabajando 24x7 para que las organizaciones se enfoquen en su negocio, y descansen en nosotros para estas cuestiones tan críticas como complejas.

Por otro lado, la rápida adopción de tecnologías móviles, medios sociales y cloud computing en los entornos empresariales está generando un problema de seguridad para los departamentos de TI de todo el mundo, obligados a seguir el ritmo de las demandas de sus usuarios. A esto se sumarán otras modernas tecnologías que en un futuro tendrán cabida en los negocios, tales como inteligencia artificial, impresión 3D, inteligencia artificial, drones, realidad aumentada y, por supuesto, Internet de las Cosas (IoT), entre otros. 

Como consecuencia, la seguridad de la información podría encontrarse en un momento peligroso, en el que hoy los profesionales deben seguir cumpliendo sus actuales deberes y responsabilidades sin poder dedicar la suficiente atención a los retos que se avecinan, poniendo así en peligro a las organizaciones que han de proteger.


Por este motivo, brindo tres recomendaciones básicas que ayudarán al departamento de TI y/o seguridad a fortalecer la seguridad y a contrarrestar los ataques en un futuro:

1.- Capacitar a los usuarios sobre los riesgos asociados, y capacitar al personal encargado del reforzamiento de las políticas de seguridad establecidas.

2.- Supervisión continúa de los procesos de seguridad tomando en cuenta los cambios necesarios, particularmente en lo que se refiere a la comunicación hacia y desde Internet para que estén siempre alineados a las iniciativas del negocio.

3.- Realizar una revisión continua de los proveedores de tecnología que mejor se adapten a las necesidades de continuidad y a las iniciativas de negocio, además de que su visión y desarrollo de nuevos productos estén a la vanguardia, a fin de permitir la agilidad de las iniciativas de negocio y protección de la información crítica para la empresa.
El cibercrimen está a la orden del día, y es necesario  actuar siempre con precaución, con la ayuda de los expertos en seguridad de la información.